martes, 12 de abril de 2016

Miembros de las Fuerzas Armadas y civiles mueren en emboscada terrorista

Homenaje a los militares fallecidos  tras una
 emboscada en el VRAEM
La madrugada del 9 de abril, en Junín, al fragor de una mansalva de explosivos y balas asesinas, fue emboscada una patrulla contraterrorista cuando recorría los sinuosos caminos de la selva con el fin de llevar material electoral brindar seguridad en los locales de votación, dispuestos para la realización de los comicios electorales 2016. El saldo de esta arremetida, fanática e intolerante, fue la muerte cruel de 11 personas, de las cuales nueve son miembros militares y dos civiles.

Camarada "Julio" o "Pucañahui"

El terrorista, camarada "Julio" o "Pucañahui", quien dirigió este execrable hecho y que en el 2010 arrancó la vida a tres soldados cuando atacó una base militar en Huachocolpa, se vuelve en el nuevo rostro del terror. Un rostro perverso y hostil que estremece al Perú y pone nuevamente en vilo la paz y la vida de las personas. 

Hoy, martes 12 de abril del 2016, el Ministro de Defensa, Jakke Valakivi, junto a diversas autoridades del departamento de Junín rindieron homenaje póstumo, en la ciudad de Huancayo, a los valientes oficiales del Ejército del Perú que perdieron la vida en defensa de la democracia, la convivencia armónica y la paz. Los restos de estos héroes caídos fueron acompañados por familiares y pobladores. Una muchedumbre entristecida que durante el paseo de los féretros, gritaba a todo pulmón, exigiendo justicia.

La vida de jóvenes peruanos se han visto interrumpida, sus lamentos parecen escucharse: ¿Qué falta he cometido? ¿En qué temible vaivén se hallan nuestras vidas? Todo esto hace recordar las cavernas sangrientas de la época del terrorismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario